« Volver
Buena iluminación en el hogar
04-05-2017 |

Una buena iluminación es fundamental para la vivienda. Y es necesaria para que cada habitante de la casa se sienta cómodo y a gusto en su lugar de residencia.
El ser humano necesita la luz solar para sentirse bien y tener una autoestima positiva, o al menos, eso es lo que dicen los estudios científicos. Es en el hogar y en la oficina donde el hombre pasa la mayor parte del día, de ahí que sea fundamental tener bien iluminado el hogar. ¿Sabes cómo hacerlo? Atento a las siguientes recomendaciones.
¿Sabías que con la luz puedes ampliar o disminuir un espacio dentro de una vivienda? Pero no solo eso. Con una simple lámpara se puede resaltar un elemento decorativo, acabar con los espacios oscuros y hasta esconder los defectos de una sala. 
La iluminación da mucho juego a aquel que sabe utilizarla bien.
Personalidad a la habitación
La luz del techo si cae directamente sobre la habitación hace que esta se vea más seria y formal. Ocurre todo lo contrario con la luz que proviene de las lámparas de pie. Estas contribuyen un ambiente mucho más cálido e íntimo. Para crear entornos más sugerentes, lo mejor son las velas o las lámparas de pie, ya que le dan más personalidad a la habitación.
Para el comedor
El salón y el comedor son las estancias de un hogar que más iluminación requieren. Son los lugares en los que más tiempo se pasa y donde se suelen recibir a las visitas. Además, en estas estancias es donde se pasa el tiempo libre leyendo un libro, el periódico o viendo la televisión.
Para iluminar bien el comedor es preciso colocar una lámpara de techo y combinarla con lámparas de pie. De esta forma, podrás usar la iluminación que requieras en todo momento. Por ejemplo, para cenar se puede encender la lámpara del techo, mientras que si lo que vas a hacer es leer, con la de pie basta.
Coloca luces que no deslumbren. El objetivo en el comedor es iluminar bien la mesa central, por lo que una buena idea sería comprar una araña de techo para darle luz a la habitación. Es la opción más utilizada en las casas tradicionales.
Lugares muy oscuros
Hay lugares de la casa que son más oscuros que otros. Ejemplo de ello es el pasillo. Una buena idea sería servirte de otros materiales para que el pasillo fuera más luminoso. Esto es, puedes colocar ladrillos de cristal traslúcido para que pueda pasar fácilmente la luz de una habitación a otra. Con estos ladrillos traslúcidos respetarás la intimidad de cada espacio, pero a su vez conseguirás tu objetivo, que es el de iluminar mejor el pasillo.
El cuarto de baño también suele ser uno de los lugares del hogar peor iluminados. Generalmente, esta estancia no tiene ventanas que den al exterior, por lo que la única iluminación que posee es la de las lámparas. Un cuarto de baño mal iluminado puede provocar que salgas a la calle maquillada o peinada de una manera pésima. Para evitar los pequeños desastres en el cuarto de baño, lo mejor es que coloques una regleta de luces en el espejo del tocador. En la zona de la ducha puedes poner unas lamparitas para ver bien mientras te estés enjuagando. Así tendrás toda la zona del baño iluminada.
Por otro lado, los dormitorios que son oscuros también tienen solución. Puedes instalar falsas claraboyas en el techo. Se trata de un cristal traslúcido con luces en su interior que simula que está entrando la luz solar a la estancia. Es una solución muy práctica para los dormitorios con una mala iluminación.

Buscar Noticias

Buscar